Etiqueta: espinacas

curry de garbanzos

Curry de garbanzos y espinacas.

El curry es una de las mezclas de especias más conocida. Muchas son sus variedades y, de hecho, es en realidad un nombre genérico que agrupa la conjunción de numerosas y diferentes especias. En su presentación podemos encontrar toda una extensa gama de colores con tonalidades que varían desde el verde, rojo, amarillo… más o menos picante. Su combinación con las legumbres es ideal y en el caso de los  garbanzos , le añadirá un extra algo exótico e innovador.

Cocinaremos un plato nutritivo y lo aderezaremos con el sabor y aroma inconfundible del curry más común, el que podemos encontrar en la sección de especias de cualquier supermercado del mundo. Plato 100% vegano para los que desean seguir una dieta libre de productos de origen animal.

Ingredientes:

(Para dos personas y un poquito más).

-250g de garbanzos cocidos.

-300g de hojas de espinacas.

-1 cebolla mediana.

-1 patata pequeña.

-1 cucharadita de curry.

-Aceite de oliva extra virgen.

-Sal.

Elaboración:

Preparamos la cocción de los garbanzos o bien recurrimos al socorrido bote de garbanzos cocidos. No hay que acomplejarse por utilizar conservas, siempre que  sean de calidad. Una vez cocidos, los apartamos para cuando lo vayamos a utilizar.

garbanzos cocidos

Lavamos muy bien las espinacas, las troceamos y las reservamos para el momento de  añadirlas a la olla.

espinacas limpias y cortadas

Pelamos y picamos la cebolla y la ponemos a rehogar en una olla bien grande, con un poquito de aceite de oliva extra virgen y sal.

cebolla rehogada

Cuando veamos que está cogiendo colorcito y su cuerpo se transparenta, le añadimos las espinacas.Hemos aconsejado usar una olla bien grande porque las espinacas crudas son muy voluminosas hasta que no se reducen por la cocción. Vamos removiendo la cebolla junto con las espinacas aproximadamente unos 10-15 minutos.

garbanzos y espinacas rehogados

En este punto añadimos los garbanzos y la patata previamente cortada en cascos. Luego removemos unos 5  minutos más para ligar todos los sabores. A continuación es el momento de sumarle la cucharadita de curry. Cubrimos con agua y rectificamos de sal. Esperamos unos 15 o 20 minutos a que la patata se cueza y suelte todo su almidón.

cocción de garbanzos y espinacas

Y el resultado final:

curry de garbanzos

Un plato consistente, muy nutritivo y apetitoso. Garbanzos y espinacas, una alianza la mar de saludable. Os aportará proteínas vegetales y un sinfín de los mejores minerales (potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro, zinc) Tampoco  nos olvidamos de su alto  contenido en fibra y su múltiples vitaminas  (A, B1, B2, B6, B9, C, E y K) Sus hidratos de carbono de lenta absorción os ayudarán a manteneros con energía todo el día. Además su preparación es muy sencilla. ¡Qué más se puede pedir!

Sugerencia:

  • Podemos sustituir la patata por cuscús,  preferiblemente de grano fino. Si habéis preparado recientemente algo de  cuscús  y os ha sobrado sémola cocida, esta es vuestra ocasión para no desperdiciar ni un solo grano. Os quedará también un plato muy untuoso.